Internet: el medio digital interactivo, multimedia, e hipertexto

Por Lic. Laura Bolognesi

Para que internet exista tal y como hoy lo conocemos, hubo una serie de inventos que fueron complementándose entre sí, para permitir el desarrollo de una red global que permitiera la comunicación a través de múltiples plataformas que se combinan en un hipertexto y se viralizan de manera casi inmediata.

Estos inventos fueron desarrollados por pioneros digitales, investigadores, curiosos de la tecnología que, a lo largo de los años, fueron generando las piezas del complejo engranaje que hoy utilizamos con total naturalidad.

Algunos de estos personajes de gran relevancia para la comunicación y los medios interactivos fueron Morton Helling, quien creó el sensorama, el sonorama y hasta el casco de realidad virtual; es considerado el precursor de la realidad virtual. Otro pionero fue Joseph Weizenbaum, inventor del programa ELIZA, inicio de la inteligencia artificial.

En esta lista de pioneros también se encuentran Steve Jobs y y Steve Wozniak, creadores de Apple, precursores del internet, el multimedia y el hipermedia. Revolucionaron las industrias de la informática, la música y la telefonía móvil, entre otras.

Sin embargo, los logros de cada pionero no habrían sido posibles sin sus antecesores, sin los pasos previos que dieron los primeros investigadores, haciendo del desarrollo de internet y la interactividad, una creación de inteligencia colectiva.

Este desarrollo se dio en varias fases:

  • Internet 0: es la concepción de la red como una mera infraestructura de comunicaciones, el objetivo es interconectar grandes ordenadores. Su eje troncal se basa en la red ARPANET, creada en 1969 por solicitud expresa del Departamento de Defensa de Estados Unidos, y desarrollada por parte de la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados (ARPA).
  • Web 1.0: coincide con el proceso de eclosión de internet, a partir del año 1993. La red se convierte en un inmenso almacén de información. Desde el punto de vista de sus contenidos, se refiere a procedimientos basados en la indexación simple. Estática.
  • Web 2.0: internet se convierte en una macro-ágora donde los internautas compartes contenidos, inquietudes, conocimientos y experiencia. Actualmente, los expertos del mundo de la red creen que las páginas web deben estar orientadas a la interacción y la conformación de redes sociales, que pueden servir como contenedor para explotar los contenidos de la web interactivos y dinámicos. Colaborativa.
  • Web 3.0: Este nuevo estadio coincide con la consideración de un internet global de lecto-escritura multimedia, y, desde el punto de vista del acceso a los contenidos, se corresponde a la web semántica automática. Se trata de una red inteligente, basada en la inteligencia artificial. Generativa y en la nube.
  • Web 4.0: se plantea como realidad futura, con velocidad de acceso mucho más rápida, componentes mucho más pequeños y gadgets personales con una inteligencia casi humana. Generativa y en la nube.

En resumen, el desarrollo digital se ha dado en tres grandes olas: la primera, de los años 50 a los 70, sólo con texto sin feedback; la segunda, en los 80, con el 2d; y la tercera, desde los 90 a la actualidad, con el auge del multimedia y la realidad virtual.

Entonces, el camino que transitó el desarrollo de la tecnología para ser lo que hoy conocemos tuvo hitos fundamentales, como la creación del LASERDISC, las memorias ópticas; y otros más representativos como el Aspen movie map, SIM City, y Moss Landing, entre otros.

En ese sentido, el rápido avance de las tecnologías hace que lo que consideramos ciencia ficción (por ejemplo Black Mirror), cada vez se vuelva más real. Por eso, Arnau Gifreu reflexiona ¿a quién le interesa que estemos tan dormidos o tan drogados con la televisión, las redes sociales y demás? Pasamos tanto tiempo consumiendo tecnologías que nos olvidamos de vivir.

En respuesta a esto, y a modo de reflexión personal, creo que la tecnología creada para conectarnos, muchas veces nos aliena si no sabemos encontrar el equilibrio en nuestros hábitos de consumo, de modo que las pantallas no se lleven la mayor parte de nuestro tiempo. Esto, creo, es el desafío para la humanidad: conectarse sin desconectarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s